miércoles, 15 de julio de 2009

Esfuerzo

Iba el gran Maestro atravesando el desierto con un discípulo, cuando vió una herradura tirada, se detuvo y le dijo a su aprendiz:

-José levanta por favor esa herradura

-pero maestro, ¿para qué nos puede servir si ni camello traemos?

-José, por favor levanta esa herradura

-pero maestro, está muy vieja y oxidada, ¿de qué nos va a servir?

-José, por favor, levanta esa herradura

-pero maestro, ya vamos muy cansados, acalorados y falta mucho por recorrer, ¿para que vamos a cargar más?

Al ver la actitud de José, el maestro se agachó y levantó la herradura y siguió la travesía...

Durante los kilometros que faltaban para llegar a un oasis, el gran maestro iba limpiando la herradura, puliendola y limpiandola....

Al llegar al oasis, cambio el gran maestro la herradura ya muy limpia por un buen puñado de dátiles y después de refrescarse continuaron su travesía por el desierto...

Más tarde, cuando el gran maestro tenía sed, partía un dátil por la mitad, con la mitad se refrescaba los labios y tiraba la otra mitad...

Más adelante, para refrescarse, partía un dátil por la mitad, con una mitad se refrescaba y tiraba la otra mitad, y así sucesivamente...

¿Y cómo creen que iba José atrás?.....


Pues agachándose y agachándose y agachándose a recoger la mitad del dátil que el gran maestro tiraba...

-¡Ya maestro! ¡Ya!... ¡ya entendí el mensaje!

-José: más vale agacharse una vez en la vida y hacer un gran esfuerzo por crecer y ser mejor....
que pasarse la vida agachándose y agachándose y agachándose.....

......................................................................


¿¿¿Cuántas veces envidiamos los logros de los demás sin ver el gran esfuerzo que han tenido que hacer para alcanzar lo que tienen, lo que saben, lo que disfrutan, lo que viven???

La vida es bella para el que sabe que sus esfuerzos serán recompensados... y horrenda y cruel para el que sólo espera que las cosas le lleguen fácil y sin esfuerzo.

10 comentarios:

Lothar dijo...

que buena realidad esa ¿eh?
muy lindo mensaje...
gracias loko por enriquecer mi alma..

Carolina dijo...

Interesante entrada, con una reflexión buenisima. La vida es preciosa, de eso no hay duda, y se disfruta aún más, cuando vemos que nuestros esfuerzos dan excelentes frutos.

Saludos

hargos dijo...

la envidia humana, uno de nuestros mayores defectos, un saludo fuerte

Su dijo...

Está excelente
y cuanta razón....
me gustó mucho el post...
un saludo grande

su.

fernanda.avendano dijo...

ja, ya habia olvidado esa anecdota

llego a mi en buen momento

(bueno la hiciste llegar)

xD


gracias ^^

Rosa Sánchez dijo...

Estimado amigo: me encantan tus historias con mensaje donde aparecen sabios maestros y esforzados discípulos.
Gracias por compartir sabiduría y forzarnos a reflexionar: nos hace más humanos.
Feliz fin de semana!!!

nube pasajera dijo...

lindas historias vi por aca. voy a seguir pasando y gracias a vos por pasar por mi blog.
saludoss.

YoSusan dijo...

Muy buena enseñanza. Y mucha verdad en tu reflexión final.
Un saludo

Fernanda dijo...

hola! buenisimo mensaje! ojala todos aprendamos!

Soledad.. dijo...

Que gran mensaje!!! hoy en dia los hombres tienen aun mas envidia y siempre critican los frutos de los de mas sin saber todo lo que tubieron que trabajar... siempre encuentro a personas asi... la proxima les contare esto!!!
Besos!!