miércoles, 6 de octubre de 2010

Hijo

Muchas son las ocasiones en las que se escucha a los padres decir
que desean que sus hijos sean grandes profesionistas, sean exitosos,
sean responsables… o sin irnos muy a futuro, que obedezcan, que ayuden
en la casa, que sean educados con papá y mamá, que no se peleen con
sus hermanos… en fin, esperan muchas cosas de nosotros.

Pero alguna vez, desde tu perspectiva de padre o madre, has pensado…

¿Qué es lo que NOSOTROS, los hijos, esperamos de ti?

1.- COMPRENSIÓN.-

Sé que ustedes trabajan pero yo estudio (aunque no parezca),
no soy multiusos también me canso, no soy perfecto tengo errores
pero te tengo a ti para ayudarme a mejorar, me gustan cosas diferentes
de las que les gustan a ustedes, los tiempos cambian
y las costumbres también, no esperes que me vista como tú
ni que actúe como tú, compréndeme, soy diferente a ti.

2.- RESPETO.-

Respeta mis decisiones por algo escogí esa opción,
respeta mis opiniones ellas reflejan mis gustos, por lo mismo
respeta mis preferencias. Respeta mi privacidad, tengo derecho
a guardar secretos, respeta mis sueños y metas, tal vez no
sean lo que tu deseas pero si los tengo es por que deseo cumplirlos.

3.- APOYO.-

No te imaginas cuanto necesito de él, es mi fuerza para poder
cumplir todos mis sueños y deseos. Apóyame en lo que elija en mi
vida, ya sea mi carrera,mi novia o novio, mis amigos,
o en las metas que me plantee, exprésame ese apoyo
y así saldré adelante con mayor facilidad.

4.- ESCUCHA.-

Escucha cuando te hable no sólo hables tú, escucha mis historias,
demuestra tus ganas de escucharme. Escucha mis problemas e inquietudes,
escucha mis sentimientos, escucha mis reclamos y mis gritos,
escucha mis alegrías y festejos.

Por más insignificantes que sean las cosas que te cuento,
escúchame, lo necesito.

5.- ORIÉNTANOS.-

Tal vez muchas veces lo has intentado y no te hemos seguido,
perdóname por no hacerlo pero por favor nunca dejes
de aconsejarme y guiarme.

Tú eres el de la experiencia, lo reconozco, pero no me obligues
tampoco a seguirte,déjame caer y fallar, me va a ayudar para el
futuro, pero cuando eso pase jálame las orejas y regrésame al
camino correcto.

Pero lo más importante:

SE MI EJEMPLO, MI MODELO A SEGUIR…

No me exijas cosas que tu no das,
no me exijas paciencia si tú me gritas,
no me exijas respeto si me insultas y ofendes,
no pidas que cumpla lo que prometo si tú no lo haces,
no me pidas amor si no me lo das,
no me pidas besos y abrazos si lo que recibo a cambio
son gritos y golpes.

Yo te QUIERO y MUCHO,
me encanta que seas mi papá/mamá,
me encanta estar contigo… pero así como tú me pides cosas,
yo también te las pido y no por venganza sino por necesidad…

Te NECESITO conmigo,
NECESITO de ti y de tu amor,
NECESITO tus besos y tus abrazos,
pero también NECESITO… que me dejes volar.

Sé que no eres perfecto, yo tampoco lo soy.
Sé que no me puedes cumplir todos mis caprichos, pero
lo material no me importa.
Sé que haces las cosas por mi bien y te lo agradezco.
Sé que deseas lo mejor para mí, yo también deseo lo mejor para ti.
Sé que no quieres que sufra, pero de repente es bueno sufrir y
tropezar y así me levantaré más fuerte y venceré.

Sólo me quedan dos cosas por decirte:

TE QUIERO MUCHO y GRACIAS POR TODO!

2 comentarios:

Luis-Kiko dijo...

Me pereció un artículo cargado de emoción. Felicidades. Con tu permiso lo publicaré en mi blog.

cibersan dijo...

Adelante Luis

solo menciona el link de la fuente.

un abrazo!